16 de abril de 2013

Francesco Lasca


El italiano Francesco Lasca ya tiene un nuevo reto en su calendario: la Vuelta a Turquía. El velocista de Caja Rural-Seguros RGA disputará desde el 21 hasta el 28 de este mismo mes una edición de la ronda turca en la que deberá enfrentarse a sprinters de la calidad de Andre Greipel, Marcel Kittel, Sacha Modolo, Theo Bos, Gerald Ciolek…
“Conozco la Vuelta a Turquía porque ya corrí en 2012, pero este año llego en un momento de forma mucho mejor y con muchísima más confianza en mis posibilidades. Sé que en Turquía me voy a enfrentar a velocistas de primer nivel mundial, pero al menos también sé que llego en mi mejor momento y que estoy creciendo como ciclista”, explica Lasca.
El italiano sumó en su primer año como profesional dos victorias y un total de 11 puestos de top10. En esta segunda temporada ya lleva un triunfo y ocho puestos de top10: “Me siento mucho mejor. Llego al final con más fuerza. En La Rioja pude ganar y en Castilla y León hice dos veces segundo, pero al menos aguanté en la última etapa y pude acabar tercero en la general, algo que nunca había hecho en profesionales. Pocas veces había sufrido tanto sobre una bicicleta como en la última etapa de Castilla y León. Al final no pudo ser porque hubo otros rivales más fuertes, pero yo acabé contentísimo porque di todo lo que llevaba dentro y porque siento que he mejorado mucho respecto al año pasado. Y eso me da moral para el futuro”.
Lasca no quiere marcarse retos concretos en Turquía: “Allí voy a correr junto a Manuel Cardoso y lo primero es ver cómo llega él porque si tengo que trabajar para Manuel, lo haré sin dudarlo. Si tengo mis oportunidades, también intentaré aprovecharlas. Pero no quiero pensar en resultados porque los rivales son muy, muy buenos…”.
Y pensando a más largo plazo, también muestra sus ideas: “Estoy muy feliz en Caja Rural-Seguros RGA. Ellos apostaron por mí cuando era amateur y en este año y medio me han apoyado desde el primer día hasta hoy. No puedo decir nada malo hacia el equipo ni hacia ninguno de los corredores. La verdad es que me siento querido por todos y eso es muy importante. Me da mucha tranquilidad”.
Fuente: Velofutur